PELO

¿Shampoo “sin sulfatos”?

Se ha vuelto moda encontrar en las etiquetas de los productos para el pelo el claim: “libre de sulfatos” (sulfate free) pero ¿entiendes el porqué? ¿es realmente mejor un shampoo sin sulfatos?

P.D: En español se escribe «champú» pero la mayoría los conocemos como «shampoo» asique usaré la palabra en inglés.

¿Qué son los sulfatos y para qué sirven?

Los sulfatos son las sales del ácido sulfúrico, un ingrediente usado para limpiar. Los encontramos tanto en cosmética (jabón de mano, lociones limpiadoras faciales y corporales, shampoo pelo) como en productos de limpieza para la casa (limpiadores multiusos, detergentes, etc).

¿Por qué está tan de moda usar un shampoo “libre de sulfatos”?

Esta moda se debe a que en muchos shampoos se utilizan los sulfatos llamados Sodium Laureth Sulfate ó Sodium Lauryl Sulfate, también conocidos como SLES y SLS. Estos ingredientes detergentes son unos tensioactivos o surfactantes (reducen la tensión superficial) que se usan para separar la suciedad de cualquier superficie (se usan para limpiar porque separa la grasa) cuando entra en contacto con el agua por medio de la espuma que se genera. Son ingredientes populares dada su potente efectividad y bajo costo. En la piel y ojos, son irritantes.

Cuando se supo de la «agresividad» de estos ingredientes, los señores marketeros comenzaron con la moda de que debíamos evitarlos, agregando en las etiquetas «sin sulfatos» a cuanto producto se pueda. Como consumidores, cuando vemos en la etiqueta «sin x ingrediente» automáticamente asumimos que el producto es mejor y nos inclinamos por éste. La mayoría somos ignorantes en ingredientes químicos y solemos caer en la «fobia a la química» (siendo que los procesos químicos son naturales… pero eso ya es otro tema).

Sumando a esto, la popularidad de los tratamientos en el pelo como los alisados, hicieron un boom en estos shampoos ya que se recomiendan de usar para que el efecto del alisado dure más tiempo.

Pero… hay que tener ojo con el marketing engañoso…

Algunas marcas usan el etiquetado “libre de sulfatos” como estrategia de marketing, pero puede que estén usando sulfatos más fuertes y agresivos que el Sodium Laureth (or Lauryl) Sulfate; u otro tipo de ingrediente irritante y/o medioambientalmene contaminante.

Los shampoos que son «libres de sulfatos» igual contienen algún SURFACTANTE ya que se usan para limpiar el pelo… PERO existen unos surfactantes que son menos irritantes que otros. De todos modos, un shampoo debería ser juzgado por su FORMULACIÓN y no sólo por un ingrediente.


Si queremos evitar los sulfatos, ¿Con qué nombres los encontramos en los productos?

Sodium Laureth Sulfate (SLS)
Sodium Lauryl Sulfate  (SLS) 
TEA Lauryl Sulfate (Triethanolamine Lauryl Sulphate)
Ammonium Laureth Sulfate
Ammonium Lauryl Sulfate
Sodium Laureth Sulfate
Sodium Lauryl Sulfate
Sodium Coco Sulfate
(SCS)
No todos los sulfatos son iguales. Los sulfatos cuyo nombre terminan en «eth» son el tipo de sulfatos etoxilados que tienen menor detergencia y son menos irritantes.
La espuma que generan los sulfatos facilita la limpieza y nos da la sensación de esta, pero no hace que un shampoo limpie mejor. La espuma no es exclusiva de los sulfatos, hay otros surfactantes que también sons espumantes.
Los sulfatos son irritantes, pero no son tóxicos. Sin embargo me queda la duda si su uso acumulativo en piel y medio ambiente lo pueda ser.

Sin espuma también se limpia… ¿Qué otros surfactantes se consideran más suaves de utilizar?

Como alternativa a los sulfatos se utilizan los sulfonatos, carboxilatos (tambien conocido como jabón poco usado en shampoo), taurides, sarcosinatos, sorbitán, ésteres de sorbitan etoxi, glutamates, amphoacetates, glucosides, isethionates.
Algunos surfactantes que se encuentran en shampoo son:
Sodium Lauroyl Sarcosinate
Sodium Lauroyl glutamate
Sodium Lauryl Sulfoacetate
Sodium Lauroyl Merhyl Isethionate
Disodium Laureth Sulfosuccinate
Sodium Cocoyl Isethionate
Sodium Methyl cocoyl taurate

Además del tipo de surfactante, ¿en qué otros ingredientes me tengo que fijar o evitar? 

– Siliconas no solubles en agua:
Este ingrediente le da suavidad al pelo, sin embargo, las siliconas que no son solubles al agua se quedan en los sistemas acuáticos (no son ecológicas). Existen las siliconas que son solubles en agua (que si se disuelven). Decisión personal.

-Metilisotiazolinona (MIT):
Ingrediente preservante sintético (todos los productos cosméticos necesitan llevar preservantes/conservantes) que evita se generen bacterias en los productos. Se ha popularizado debido a que los ingredientes conservantes parabenos han tomado mala fama los últimos años y los laboratorios han buscado otras alternativas para conservar sus fórmulas. Lamentablemente este ingrediente al parecer es más peligroso (neurotóxicos y pueden producir alergias) que cualquier parabeno (de los cuales se ha demostrado que su uso es seguro, al menos en comparación a otros conservantes sintéticos y dado que son solo algunos tipos de parabenos los que se deberían usar en cosmética).

-Fragancia o Perfume:
Es lo que le da el olor al producto. Lo encontramos en casi todos los productos cosméticos. El problema es que no se especifica de qué está compuesto y puede generar alergias. El documental “Stink” en Netflix que habla sobre esto. Si no eres alérgico, no deberías tener problema. La mayoría de los productos lo contiene para generar una sensación placentera al uso de estos.

Finalmente, ¿Cómo elegir un shampoo?

1. Presupuesto o poder adquisitivo: Voy a insistir siempre que el presupuesto es uno de los factores más importantes en productos cosméticos. Y ojo! Un shampoo barato no implica que es un shampoo «tóxico», así como tampoco un shampoo carísimo está siempre libre de «químicos tóxicos» ni de ingredientes chinos. Esto aplica para la mayoría de los productos cosméticos.

2. Formulación: Lo importante en un producto cosmético es la fórmula, NO SOLO UNO de sus ingredientes. De nada sirve evitar los sulfatos si el shampoo contiene otros ingredientes más irritantes que este, o si contiene un tipo de conservante que se considere tóxico en un porcentaje elevado al que se considera seguro. El tipo de surfactante es igual de importante que los otros ingredientes. Como consumidor promedio lo más difícil es saber de formulaciones… por lo que lo mejor es averiguar con alguien más instruido en el tema para salir de dudas (dermatólogo, químico farmacéutico, ingeniero químico, peluquero). De todos modos, lo mejor es probar e investigar, no existe el shampoo perfecto para todos.

3. Tipo de pelo: Elige el shampoo según la necesidad de tu pelo ya que si bien la función principal del shampoo es limpiar, a estos también se les agregan otros ingredientes que pueden ser beneficios para tu pelo. Por ejemplo un pelo seco se verá beneficiado por extracto de aloe vera o provitamina B5 (panthenol). Como regla general, trata de buscar ingredientes hidratantes. Si bien esto no es lo más importante, ayuda en la decisión. Otro tema importante de considerar es que si por ejemplo tienes pelo graso o si usas muchos productos de peinado (ej: lacas) probablemente necesitarás un surfactante más fuerte para realizar una buena limpieza y cuidar tu salud capilar.

4. Otros: Busca la filosofía de marca (es cruelty free, vegana, producto local, certificaciones ecológicas, etc). Fijate en el tipo de envase (es reciclable o no, es reutilizable, etc). Ve si cumple con los requisitos que tu consideras importante: ingredientes orgánico, biodegradables, libre de silicona, libre de perfume, sin colorante artificial, sin conservantes sintéticos, etc. Recuerda que tu compra es un voto, el consumidor demanda y las marcas fabrican.

El shampoo debería ser evaluado como un todo, no solo si contiene o no sulfatos, ya que lo que realmente importa es la formulación, no solo un ingrediente. Un shampoo sin sulfatos puede llegar a ser igual o más irritantes que los que contiene estos. Por lo que no se puede asumir que un shampoo «sin sulfatos» es mejor que otro que sí los contenga. De todos modos, si se quiere evitar los sulfatos, existen varias alternativas.

Personalmente creo que no vale mucho la pena invertir en un shampoo muy caro ya que es un producto que esta unos pocos minutos en el pelo. Si de invertir se trata, mejor comprar una buena crema de tratamiento. No logré encontrar mucha información general sobre los % los ingredientes en una formulación de shampoo, sólo en esta web donde dice que la formulación suele ser: 75-90% agua (diluyente), 10-25% tensioactivos (surfactante), <5% hidratantes (acondicionadores), 1-2% conservantes, <1% perfume (y/o colorantes). Como último, prefiero fijarme en que el shampoo sea lo menos «tóxico» tanto como para mi salud como para el medio ambiente… por lo tanto trato de de buscar shampoos de marcas con buenas políticas medioambientales.

Comparto el resultado de mi investigación porque claramente este es un tema para largo y es difícil de entender cuando no se tienen muchos conocimientos en química cosmética (que si bien me encanta, es mucho estudio! y mucha información esta en ingles). Voy a tratar de ir actualizando esta información a medida vaya investigando más aún del tema. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *